jugar – Rosa Toys Blog

Viendos las entrasdas etiquetadas en jugar

Astronomía para niños ¿Nos vamos de viaje espacial?

La astronomía es algo que llama la atención de los niños…y de los no tan niños.

Todo lo relacionado con las estrellas, los planetas y el espacio tiene algo de mágico.

Hoy os contamos algunas actividades para hacer en familia que harán que los peques de la casa aprendan astronomía y además se lo pasen genial.

Mirar las estrellas

Un planazo para una noche de verano es sin duda mirar las estrellas.

Podemos hacernos con un telescopio y observar las estrellas. A los niños les encantará descubrir las estrellas, las constelaciones y ver con más detalle la luna.

En las fechas en las que se producen las llamadas lluvias de estrellas, podemos aprovechar para hacer una excursión para verlas.

Para los niños será toda una aventura, hacer todos los preparativos, buscar un lugar sin contaminación lumínica y tumbarse a ver pasar las estrellas.

Nuestro propio juego sobre astronomía

Siempre hemos dicho que el juego es una gran herramienta para el aprendizaje.

Podemos buscar algún juego sobre el espacio y si no encontramos ninguno adecuado, podemos crear el nuestro.

A modo de juego de mesa de preguntas y respuestas, podemos crear tarjetas con preguntas sobre astronomía.

¡Quien acierte más respuestas gana!

El espacio a través de la lectura

Hay muchos libros y cuentos infantiles que tratan sobre astronomía.

Esta es una gran combinación, porque además de aprender sobre astronomía de forma divertida, practicarán la lectura.

Manualidades del sistema solar

Otra de las actividades preferidas por los niños son las manualidades.

Se lo pasan muy bien y además es la mejor excusa para pasar tiempo en familia y divertirnos juntos.

Hay varias manualidades relacionadas con el sistema solar que seguro les encantará hacer con nosotros.

Podemos fabricar nuestro propio sistema solar. Solo necesitaremos bolas de porexpán de diferente tamaño y pinturas para decorarlos como los planetas que forman el sistema solar.

Una vez tengamos nuestros planetas pintados podemos pincharlos con palillos grandes de brocheta a un corcho, simulando su posición real en el espacio.

También podemos colgarlos del techo como si fueran un móvil.

El espacio en su dormitorio

Hay pequeños gestos que pueden hacer que los niños se sientan fascinados con la astronomía.

Podemos comprarles un mapa en el que aparezcan todas las constelaciones y colgarlo en su dormitorio.

También podemos encontrar numerosos pósters con imágenes de la luna, los planetas o cualquier otro elemento relacionado.

Existen proyectores con imágenes del espacio para que cuando estén acostados, puedan ver las estrellas en el techo.

Seguro que con estos trucos, nuestros peques disfrutan de la astronomía.

¡Si ponéis en práctica alguna de estas actividades, compartidlo con nosotros!

Los mejores juegos para estimular la memoria de los niños

Ya sabemos que los niños suelen tener muy buena memoria, pero para que esa capacidad no se pierda con el paso del tiempo, podemos entrenarla.

La manera más natural y más divertida con la que aprenden los más pequeños de la casa es mediante el juego.

En el artículo de hoy os traemos los mejores juegos para estimular la memoria de los niños.

La importancia de ejercitar la memoria

En los más pequeños de la casa, la memoria está directamente relacionada con el aprendizaje.

Son años en los que los niños adquieren nuevos conocimientos sobre diferentes aspectos como el lenguaje o la lectura, por ejemplo.

Un niño con una buena capacidad de memoria, aprenderá de manera más fácil y ágil.

Juegos para estimular la memoria

– Juegos de memoria visual

Existen multitud de juegos basados en la memorización visual. Los más habituales suelen ser juegos de cartas en los que los dibujos están duplicados.

Colocándolos bocabajo, hay que ir dando la vuelta y conseguir formas las parejas, recordando donde se ubica cada carta.

También podemos jugar a mirar atentamente una imagen durante unos segundos y luego intentar recordar el máximo de detalles posibles.

Los puzzles también nos ayudarán en la tarea de estimular la memoria de nuestros hijos.

Podemos mirar el dibujo y luego intentar montar el puzzle de memoria, sin volver a mirar el ejemplo.

– Juegos auditivos

A los niños les encanta cantar, por lo que si proponemos un juego de memorizar canciones y cantarlas, se lo pasarán bomba.

También podemos memorizar cuentos, trabalenguas, adivinanzas… Cualquier cosa que les guste.

Podemos jugar al juego de la compra, en el que cada participante va añadiendo por turnos un componente a la lista de la compra y el resto debe ir memorizando toda la lista.

– Juegos de mesa

Cualquier juego de mesa apto para su edad les ayudará a ejercitar la memoria.

Deben de recordar las normas del juego y las diferentes estrategias a seguir para intentar ganar.

– Juegos de idiomas

Hacer una lista con palabras, traducirlas a diferentes idiomas e intentar memorizar como se dicen en esos idiomas.

Estimularemos su memoria y además aprenderán idiomas.

Consejos extra

Además de estos distintos juegos, podemos ayudar a nuestros peques a ejercitar la memoria, de diferentes formas:

El orden y las rutinas son fundamentales.

Ya sabemos que tener establecida una rutina diaria es muy importante para los niños. Les ayuda a aprender y les tranquiliza.

En lo referente a la memoria sucede lo mismo, llevar una rutina desorganizado les despista y provoca que se desconcentren y por tanto, que tengan fallos de memoria.

Hablemos con nuestros hijos

La comunicación es vital en muchísimos aspectos del crecimiento de un niño. Si al salir del cole les preguntamos a nuestros hijos cómo les ha ido el día, qué han hecho, qué han aprendido… además de estimular su memoria, les ayudaremos a mejorar su lenguaje y su manera de expresarse.

Refuerzo positivo

Al igual que les regañamos cuando se les olvida algo, cuando son capaces de recordar algo por si solos, debemos felicitarles.

Así reforzaremos positivamente su esfuerzo.

Hasta aquí nuestro artículo de hoy. Si tienes cualquier comentario, ¡te leemos!

Beneficios para los niños de tener una mascota

Los niños llegan a una edad en la que nos piden a los padres tener una mascota.

Los animales reportan enormes beneficios para los más pequeños, aunque es cierto que antes de tomar una decisión tan importante, es conveniente tener varias cosas en cuenta.

En el post de hoy te hablamos de los beneficios y las responsabilidades de que los niños tengan una mascota.

Una decisión muy importante

Cuando pensamos en tener un animalito en casa es cierto que nos vienen a la mente todo lo bueno que puede aportarnos.

Pero tener una mascota en casa es una decisión muy importante y que hay que pensar muy bien antes de dar el paso.

Un animal no es un juguete y necesita unos cuidados que requieren compromiso por nuestra parte ya que no podemos deshacernos de él cuando ya no nos apetezca.

Beneficios de una mascota en casa

Una vez quede claro la responsabilidad que supone tener una mascota, lo cierto es que para los niños es una experiencia maravillosa.

No solo por el amor y el cariño que dan y reciben por parte del animal, sino por todo lo que les enseña.

  • Les ayuda a desarrollarse emocionalmente ya que aprenden valores como la responsabilidad, la empatía o la compasión. Sienten un amor incondicional y aprenden a cuidar y a proteger a otro ser vivo.
  • Los niños se sienten más alegres y tener a su mascota hace que los momentos de tristeza sean más fáciles de superar.

Debemos pensar que las mascotas son un gran apoyo emocional para nuestros hijos, ya que se sentirán queridos y eso les ayudará a sentirse consolados en momentos difíciles.

  • Los niños se sienten acompañados por sus mascotas y por lo tanto, más seguros. Los típicos miedos infantiles a la soledad o a la oscuridad se minimizan si tienen a su mascota con ellos.
  • Se ha demostrado que los niños que crecen con animales suelen desarrollar menos alergias, ya que el haber crecido con el pelo de los animales crea cierta inmunidad.
  • Al tener la responsabilidad de un ser vivo que depende de ellos, los niños se sienten importantes y necesarios. Les crea una imagen muy positiva de ellos mismos.
  • El vínculo afectivo que los niños crean con sus mascotas hace que luego les sea más fácil relacionarse.
  • Jugar con su mascota hará que se divierta sin necesidad de recurrir a ningún tipo de pantalla y hasta les hará realizar más ejercicio físico.

Las mejores mascotas para los niños

La mejor edad para plantearse tener una mascota en casa es a partir de los 3 años del niño.

Con esa edad se divertirá con el animal y apreciará su compañía, además de ser lo suficientemente mayor como para poder encargarse de ciertos cuidados.

  • El perro es sin duda, la mascota preferida de los niños.

Son muy fieles y sociales, tenga la edad que tenga el niños, el perro se convertirá en su amigo inseparable.

  • Los gatos son más independientes, pero no quiere decir que no puedan ser cariñosos y les guste jugar y que les den mimos.

Además no necesitan tanta atención como los perros.

  • Si buscamos una mascota que no requiera tantos cuidados como los anteriores, la mejor elección son los peces.

A nuestros hijos les encantarán. La única desventaja es que no se puede interactuar con ellos como con los perros o los gatos.

  • Un conejito sería el punto medio, ya que nuestros pequeño podrán jugar con él y sus cuidados son muy sencillos.

Así que si estás pensando en tener una mascota en casa anímate!! Llenarás tu hogar de alegría y de cariño.

Los mejores juegos de verano en familia

Estamos en pleno verano y nuestras actividades se ven un poco limitadas por la crisis sanitaria del covid-19, pero eso no significa que no podamos disfrutar de la época estival como se merece.

En el post de hoy os traemos una selección de los mejores juegos de verano para divertirnos y disfrutar en familia.

Juegos con agua, imprescindibles en verano

En verano las temperaturas suben y el calor aprieta, por lo que el combinar un rato de diversión con un poco de agua que de paso nos refresque, es una gran idea.

Batalla de globos de agua

Es un clásico entre los clásicos, pero no pasa de moda. No hay verano que se precie sin una buena batalla de globos de agua.

Además es muy fácil de organizar, solo necesitamos globos pequeños, agua y mucha puntería.

Una variación de este juego y que también es muy divertido, es el “Bola Buum” de Bizak, en el que nos tenemos que pasar rápidamente una bola con un globo de agua a punto de explotar en su interior.

La búsqueda del tesoro

A quien le explote el globo pierde y además se llevará un buen chapuzón.

Otro juego de toda la vida que tendrá a nuestros peques entretenidos un buen ratito.

 Escondemos alguna sorpresita por casa o por el jardín, puede ser alguna chuche, monedas de chocolate o algún detallito y preparamos unas cuantas “pistas” que deben de descifrar para encontrar el tesoro.

Pasar el balón sentado

Con este entretenido juego nos reiremos mucho, además de hacer ejercicio, a pesar de estar sentados.

Nos sentamos todos en círculo y tenemos que ir pasándonos un balón de playa sin levantarnos y sin utilizar las manos.

Podemos pasarlo con los pies, la cabeza, el hombro, las rodillas…de cualquier forma menos con nuestras manos. Quien no consiga hacer llegar el balón a otro participante pierde!

Carreras con vasos de agua

Otro juego ideal para los calurosos días de verano. Solo necesitamos vasos o algún recipiente de plástico, (nada de cristal para evitar accidentes).

Los llenamos al máximo de agua y a correr! Gana quien llegue primero a la meta sin derramar el líquido, aunque tened claro que nos vamos a mojar 😉

Traspasar agua con esponjas

Otro pasatiempo muy divertido y refrescante. Solo necesitamos 4 cubos, dos lleno de agua y otros dos vacíos, y unas cuantas esponjas.

Hacemos 2 equipos que con la única ayuda de las esponjas, tienen que traspasar el agua de un cubo a otro. Gana el que antes consiga llenar el cubo vacío.

Las pistolas de agua

Otro gran recurso para combatir las altas temperaturas es jugar con pistolas de agua. Las risas están aseguradas.

Tobogán de agua

Con un plástico grande, un poco de jabón y agua tendremos un tobogán casero en el que los peques se lo pasarán bomba.

Extendemos el plástico, (si la superficie está un cono inclinada, mejor), ponemos un poco de jabón y mucha agua y a divertirse!!!

Pasar un rato divertido juntos es lo más importante

Como veis son propuestas muy sencillas que todos podemos hacer con elementos que tenemos por casa.

Juegos divertidos y refrescantes para pasar las largas tardes de verano. Sin duda, lo que recordarán nuestros hijos serán las risas y el rato divertido que pasaron junto a su familia.

Los derechos de los niños

La pasada semana se celebró el Día Mundial contra el trabajo infantil, en el que se pretende dar a conocer los derechos de los niños y luchar contra esta lacra.

En el post de hoy te contamos los derechos fundamentales que tiene cualquier niño del mundo.

Trabajo infantil

Según UNICEF, Millones de niños trabajan para sostener a sus familias, pero el trabajo infantil se vuelve inaceptable cuando lo hacen niños demasiado pequeño y que deberían encontrarse en el colegio.

Además, en muchos casos, los trabajos realizados son inadecuados para menores de 18 años.

UNICEF calcula que unos 150 millones de niños de entre 5 y 14 años son víctimas del trabajo infantil.

Derechos de los niños

Si hay algo que tienen todos los niños del planeta son sus derechos. Sea cual sea su raza, su condición económica y el lugar donde hayan nacido.

¿Cuáles son los 10 derechos fundamentales de los niños?

Derecho a la vida, a la supervivencia y a la salud

Todo niño debe de poder crecer en condiciones óptimas y recibir atención médica siempre que lo necesite.

Derecho a la educación

Todos los niños tienen derecho a acceder y a recibir una educación de calidad, con lo que la educación primaria será gratuita y se facilitará el acceso a los estudios superiores.

Derecho a la alimentación

Ningún niño debería pasar hambre o sufrir problemas de inanición. Los niños tienen derecho a recibir una buena alimentación.

Derecho a la protección

Los niños tienen derecho a ser protegidos de todo acto de violencia, abusos y malos tratos, así como de todo aquello que pueda suponer una amenaza para ellos.

Derecho a no ser separado de su familia

Ningún niño debería ser separado de su familia, a no ser que esta decisión se tome por su bien y con el fin de protegerle.

Derecho al juego

No hay nada más esencial en la infancia que el juego y jugar. Por ello tienen derecho a disfrutar de tiempo de ocio.

Derecho de opinión

Que sean niños no significa que sus opiniones no deban de ser escuchadas, sobre todo si lo que se decide le afecta directamente. Tienen derecho a expresar su opinión y a que se les tenga en cuenta.

Derecho a tener un nombre

Con el fin de ser visible en la sociedad, todo niño tiene derecho a tener un nombre y a ser inscrito en los registros correspondientes.

Una lucha de todos

Por desgracia, a día de hoy todavía existen muchos lugares en el mundo donde estos principios no se cumplen.

Es una responsabilidad de todos nosotros como sociedad, luchar porque estos derechos se cumplan.

Como adultos, seamos protectores de los derechos de los más pequeños.

Manualidades primaverales para pasar una tarde con niños

Estamos a punto de inaugurar la primavera y apetece decorar la casa con elementos más alegres.

En el post de hoy te traemos algunas manualidades para pasar una tarde entretenida con nuestros hijos y montar una decoración primaveral en casa.

Girasoles con macarrones

Esta manualidad es muy sencilla y el resultado es genial.

Fuente: www.saposyprincesas.elmundo.es

Solo necesitaremos:

  • Macarrones, los de forma de espiral son los ideales
  • Limpiapipas color verde
  • Cartulinacolor blanco
  • Pintura marrón
  • Cola

Cómo hacer nuestro girasol:

  • A continuación, con la cola pegamos los macarrones alrededor del círculo para formar los pétalos del girasol.
  • Con la pintura marrón dibujamos un círculo en la cartulina.
  • Con el limpiapipas hacemos el tallo y las hojas. El limpiapipas lo podemos sustituir por una pajita de color verde o incluso dibujarlo si nos apetece.

Y ya tenemos listo nuestro girasol, ahora puedes hacer todos los que quieras para decorar toda la casa.

Flores con hueveras

Con unas simples hueveras de cartón podremos realizar unas bonitas flores de un modo muy fácil.

Fuente: www.saposyprincesas.elmundo.es

Necesitamos:

  • Hueveras de cartón
  • Tijeras
  • Pajitas
  • Pegamento
  • Pintura líquida
  • Pincel
  • Fieltro de colores

Cómo hacer nuestras flores:

  • Cortamos las hueveras para que queden con cuatro piezas.
  • La pintamos como más nos guste con la pintura líquida.
  • Pegamos una pajita por detrás para hacer el tallo.
  • Cortamos el fieltro en círculos para ponerlos en el centro de nuestra flor.

Flores con rollos de papel higiénico

Te encantará como quedan estas flores que podemos hacer de forma muy sencilla y cuyo material principal son los rollos de papel higiénico.

Fuente: www.manualidadesinfantiles.org

Qué materiales necesitamos:

  • Rollos de papel higiénico
  • Un macetero
  • Palillos de pinchos
  • Tijeras
  • Pintura líquida
  • Cola
  • Pincel
  • Corcho o esponja
  • Una grapadora
  • Botones

Cómo hacemos nuestras flores:

  • Aplastamos los rollos de papel.
  • Doblamos por la mitad los rollos y los juntamos en el centro con la grapadora.
  • Hacemos lo mismo con el resto de rollos y los unimos entre si.
  • Pegamos el palillo del pincho por la parte trasera.
  • Pintamos el palillo de verde y nuestros rollos-pétalos con los colores que más nos gusten.
  • Pegamos un botón en el centro de nuestra flor.
  • Ponemos el corcho o la esponja en el macetero.
  • Pinchamos nuestra flor en el macetero y ya tenemos lista nuestra planta

Tulipanes

Te encantará esta manualidad con la que podrás hacer un motón de tulipanes con tus hijos con un elemento muy básico: tenedores de plástico.

Fuente: www.saposyprincesas.elmundo.es

Qué necesitamos para hacer nuestros tulipanes:

  • Tenedores de plástico
  • Cartulina de color verde
  • Pinturas
  • Pinceles
  • Pegamento
  • Tijeras

Cómo hacemos nuestros tulipanes con tenedores:

  • Pinta el tenedor como más te guste, la parte del mango será el tallo del tulipán.
  • Con la cartulina dibuja y recorta unas cuantas hojas.
  • Pégalas en el «tallo» de los tulipanes.
  • Ya tenemos nuestros tulipanes listos!

Como ves, con muy poquitos materiales y mucha imaginación, podemos pasar una tarde muy entretenida en casa con nuestros peques.

¿Cómo hacer que nuestros hijos compartan los juguetes? Te damos algunas pautas

La acción de compartir algo es una de las habilidades sociales que más les cuesta adquirir a los niños, ya que piensan que aquello que están dejando se lo van a quitar y no lo van a recuperar.

niños compartir juguetes

Somos nosotros los que debemos hacerles entender que eso no va a pasar. En el post de hoy te damos algunas pautas para conseguir que nuestros hijos aprendan a compartir.

Compartir: antes de los 4 años casi misión imposible

Aunque no es imposible, es muy complicado que un niño pequeño acceda libremente a compartir sus juguetes.

A esas edades ni siquiera comprenden el concepto de dejar algo a otro niño, sabiendo que te lo va a devolver.

niños compartir juguetes

Para nuestro hijo, otro niño le estará quitando su juguete, es por eso que no será hasta los 4 o 5 años cuando podemos intentar razonar con ellos y hacerles entender que solo es un préstamo.

Pautas para enseñarles a compartir

  • Los niños aprenden por imitación, por lo que lo primero que debemos hacer es hacerle ver como nosotros compartimos.

Que compremos un paquete de galletas, por ejemplo y lo repartamos con nuestro hijo, o le dejemos algo que sea nuestro, como nuestro móvil para ver dibujos un ratito o cualquier otro objeto.

  • Es muy positivo que juegue y se relacione con otros niños de forma habitual, el juego en la primera infancia es el modo en el que comienzan a desarrollar las habilidades sociales.
niños compartir juguetes

Tendrán que aprender a solucionar conflictos, a ceder, a comportarse de cierto modo y con determinadas reglas y también a compartir.

  • Tenemos que reforzarle con comentarios positivos y no reñirle, eso no servirá de nada. Hay que evitar a toda costa comentarios como “te portas mal” “eres un egoísta” o “nadie va a querer jugar contigo si no compartes”, por ejemplo.

Estaremos vinculando la acción de compartir a algo negativo. Será mucho más efectivo si utilizamos frases como “¿y si le dejamos un juguete a este nene y así jugáis juntos?”

niños compartir juguetes
  • Cuando nuestro hijo comparta podemos felicitarle y decirle que es un buen amigo para fortalecer la acción y que vea que es algo bueno.
  • De igual modo, no hay que compararlo nunca con otros niños. No todos maduramos al mismo tiempo y a algunos les puede costar un poquito más aprender a relacionarse.
  • Tenemos que dejar que nuestros hijos se expresen, no podemos obligarles a que compartan porque sí.

Podemos preguntarles el motivo de por qué no quieren dejar el juguete e intentar explicarles que simplemente lo estamos dejando un ratito y que luego se lo devolverán.

Si a pesar de todo no quieren compartir, no hay que obligarles

Si nuestros hijos no quieren compartir el juguete en cuestión, no hay que obligarles.

A menudo les insistimos en hacer cosas que ni nosotros mismos haríamos.

Pongamos un ejemplo, si estuviésemos sentados en una cafetería, consultando algo en nuestro móvil y una persona que no conocemos de nada se sentara y nos arrebatara el móvil de las manos indicando que se lo dejásemos un ratito y luego nos lo devuelve, ¿qué pasaría? ¿cómo nos sentiríamos?

Pues precisamente así se pueden sentir nuestros hijos si están en un parque y otro niño les quita un juguete, por lo que si a pesar de intentar explicarle que no pasa nada, no le gustará y es lógico que se niegue.

niños compartir juguetes

En ese caso, tendrás que hacer entender al otro niño que el juguete es de tu hijo y que en ese momento no se lo quiere dejar.

Puedes intentar desviar la atención e indicarles que jueguen juntos a otra cosa o con otros juguetes, o intentar que haya un intercambio, “si tu le dejas un juguete tuyo, él te puede dejar uno suyo”.

En cualquier caso, tenemos que empatizar con nuestro hijo y entender que el momento de compartir llegará tarde o temprano, simplemente un día comprenderá la situación y le dejará sus juguetes a otros niños.

Experimentos científicos para hacer con niños

Siempre decimos que para los niños, una de las mejores formas de aprender algo es a través del juego y la diversión.

Con la ciencia también sucede. Un niño no aprenderá igual leyendo una y otra vez un concepto como si se lo mostramos y además él mismo puede formar parte del proceso.

En el post de hoy te contamos 3 experimentos científicos que podemos hacer en casa y con lo que los peques se divertirán y aprenderán al mismo tiempo.

Ver las ondas de sonido

Con unos materiales muy sencillos y un proceso que entretendrá mucho a los más pequeños de la casa, conseguiremos hacer visibles a sus ojos, las ondas de sonido.

Fuente: www.esquire.com

Qué necesitamos:

  • Maicena
  • Agua
  • Colorantes de diferentes colores
  • Una bandeja o superficie donde poner la mezcla
  • Un altavoz para frecuencias graves o subwoofer
  • Una canción muy marchosa

Cómo lo hacemos:

  • En un recipiente mezclamos el agua con unas cucharadas de maicena para preparar nuestra papilla. Lo removemos hasta que vaya consiguiendo consistencia.
  • Conectamos nuestro altavoz con la canción elegida y colocamos la bandeja encima.
  • Vertemos la mezcla sobre la bandeja y le añadimos gotitas de colorante de diferentes tonos.

La vibración producida hará que la mezcla se mueva y podamos “ver” las ondas de sonido.

Si vamos variando el volumen veremos bailar al sonido, a los niños les encantará!!!

Fuente: www.esquire.com

Plantas que cambian de color

Con este experimento les podremos enseñar como las plantas se nutren de agua por el tallo hasta llegar a los pétalos.

Fuente: www.esquire.com

Qué necesitamos:

  • Tarros de cristal
  • Agua
  • Plantas de flor blanca como los claveles o los crisantemos, por ejemplo
  • Colorantes

Cómo lo hacemos:

  • Llenamos de agua los tarros hasta la mitad aproximadamente
  • Echamos colorante al agua, si ponemos varios de diferentes colores , el resultado será más chulo
  • Metemos las flores en los tarros

En a penas unas horas veremos como los pétalos de las flores se van tiñendo con los colores que hayamos añadido en cada frasco.

Fuente: www.esquire.com

Gusanos bailarines

Con los típicos gusanos de gominola podemos crear este experimento con el que seguro que tus hijos se morirán de risa, al verlos moverse sin parar.

Fuente: www.saposyprincesas.elmundo.es

Qué necesitamos:

  • Gusanos de gominola
  • Agua
  • Bicarbonato
  • Dos vasos
  • Vinagre

Cómo lo hacemos:

  • Preparamos un vaso de agua tibia con 3 cucharadas de bicarbonato
  • Introducimos los gusanos de gominola y lo introducimos en el vaso durante 15 minutos
  • Preparamos otro vaso con vinagre
  • Pasados los 15 minutos, sacamos los gusanos del vaso con ayuda de un tenedor y los introducimos en el vaso con vinagre

Enseguida veremos como los gusanos se cubren de burbujas y comenzarán a moverse, subiendo y bajando como si bailaran.

Esto es posible gracias a la reacción química que se produce al unir el bicarbonato con el vinagre, provocando la formación de burbujas de gas alrededor de los gusanos de gominola.

Fuente: www.saposyprincesas.elmundo.es

Como puedes ver, con elementos muy sencillos y que solemos tener por casa, podemos pasar una tarde muy divertida con nuestros hijos, a la vez que tienen su primer contacto con la ciencia.

A experimentar!!!

Errores que cometemos a la hora de comprar juguetes

En muchas ocasiones, la hora de comprar juguetes a nuestros hijos, nos dejamos llevar por sus peticiones expresas o por lo que nos parece que les puede gustar sin más.

Esto es un error, ya que podemos terminar comprando un juguete que no sea adecuado para ellos.

En el post de hoy te contamos algunos de los errores que cometemos a la hora de comprar juguetes.

Hay que mirar siempre el etiquetado

A la hora de comprar cualquier juguete o juego, es importante leer el etiquetado para asegurarnos de que se adapta a nuestros hijos.

Hay que tener en cuenta la edad de uso recomendada, ya que puede que contenga piezas pequeñas que pueden ser peligrosas si nuestro hijo es demasiado pequeño, por ejemplo.

También nos informará de si el juguete necesita pilas o necesita ser cargado, datos que nos serán útiles a la hora de dárselo a los niños.

Hay que tener en cuenta los gustos de los niños

Debemos dejar atrás la idea de que hay unos juguetes de niña y otros de niño.

Los niños no entienden de separación de sexos y les puede gustar jugar con cualquier juguete.

Niñas que juegan con coches y niños con muñecas, no intentemos imponer costumbres que nada tienen que ver con la imaginación y el juego.

Por ello es bueno que les preguntemos o que les dejemos a elegir entre juguetes de todo tipo.

Además, de este modo les enseñamos que no hay roles establecidos y no fomentamos ningún tipo de discriminación.

En el equilibrio está el éxito

Ni es bueno comprar solo juguetes educativos ni solo comprar los típicos juguetes que lo hacen todo sin que los niños a penas tengan que intervenir.

Lo ideal es encontrar un equilibrio, los juguetes de carácter educativo son muy positivos para el desarrollo intelectual de los niños, pero también necesitan ratitos de desconectar y entretenerse con juguetes menos exigentes.

De igual modo, jugar con muñecas, con coches, a médicos, a comprar en el súper… es igual de necesario.

Los niños aprenden a desenvolverse socialmente a través del juego, por lo que una combinación de diferentes tipos de juguetes es imprescindible.

No dejarnos llevar por el precio más barato

Hay que ser cuidadoso con los sitios en donde compramos los juguetes. A menudo nos dejamos seducir por un precio más barato y terminamos comprando en tiendas no especializadas.

Esto puede suponer darles a nuestros hijos juguetes de mala calidad que no han pasado por los controles de calidad necesarios y que pueden poner en peligro su seguridad.

Juega con tus hijos

A menudo queremos que los juguetes sean sustitutos de nuestra presencia, es decir, que los niños se pongan a jugar y mientras nosotros poder descansar o realizar otras tareas.

Esto puede funcionar un ratito, pero no podemos pedir milagros, nuestros hijos querrán jugar con nosotros y compartir todos sus juguetes con nosotros.

Lo importante es que tus hijos se diviertan y disfruten de lo más bonito de ser niños: jugar.

Viajar en coche con niños: Juegos para entretenernos durante el viaje

Los que tenemos niños y hemos hecho ya algún viaje con ellos, sabemos que si hay algo que no tienen es paciencia.

¿Cuánto falta?, tengo pis, tengo hambre, me aburro… son algunas de las frases más repetidas cuando emprendemos un trayecto largo en coche, algo que puede hacer que el viaje se nos haga eterno.

En el post de hoy te contamos algunos juegos con los que entretener a los más pequeños durante el viaje.

Veo Veo

Clásico entre los clásicos, el veo veo puede mantener a nuestros hijos entretenidos durante un rato.

Bien describiendo elementos que se encuentren dentro del coche o bien fuera, podemos ir dando pistas divertidas hasta que lo adivinen.

Inventarnos un cuento

Este juego les encantará, ya que pueden dejar volar su imaginación libremente.

Alguien comienza el cuento: “Érase una vez un gato…”, por ejemplo, el siguiente tiene que continuar añadiendo una frase, luego el siguiente y así hasta ir inventando un divertido cuento entre todos.

El Abecedario

Este pasatiempo es ideal si nuestros hijos están aprendiendo a leer y escribir, ya que les ayudará a ir familiarizándose con las letras.

Consiste en ir diciendo el abecedario y una palabra que empiece por cada una de sus letras: “A, avión, B, barco…”

A ver si conseguimos encontrar palabras para todas las letras!!!

La lista de la compra

Este juego, además de ser muy entretenido, les ayuda a ejercitar la memoria, consiste en ir enumerando la lista de la compra: “Cuando vaya al súper voy a comprar leche”.

Fuente: www.abc.es

El siguiente tiene que decir el mismo producto y añadir otro: “Cuando vaya al súper voy a comprar leche y patatas” y así sucesivamente.

Será muy divertido comprobar cuántos productos podemos recordar.

Juegos de matrículas

Los juegos con matrículas son otro clásico de los viajes en coche.

Podemos jugar al par o impar, en el que cada uno va contando cuantas matrículas acabadas en números pares o impares pasan.

También podemos practicar las sumas, sumando los números de las matrículas.

Sí o No

Este es un juego de adivinanzas. Pensamos en alguna persona, objeto o ciudad y el resto tiene que ir realizando preguntas a las que solo podemos responder Sí o No, hasta que adivinen de qué se trata.

También se puede hacer a la inversa, se pueden realizar preguntas y hay que responderlas sin decir Sí o No.

Trucos extra

Además de poner en práctica estos juegos para hacer más llevadero el viaje, hay algunas cosas que deberías poner en práctica para asegurarnos un viaje tranquilo.

Sal de casa lo antes posible

Aunque suponga pegarnos un madrugón considerable, salir de madrugada o antes de que amanezca, nos asegura que los niños dormirán al menos, la primera parte del camino.

Además habrá menos tráfico.

Ten a mano lo indispensable

Aunque vayamos a realizar alguna parada por el camino para comer, lo ideal es que lleves a mano agua y algo de comer por si a los más pequeños les entra hambre.

No te olvides de pañuelos, toallitas, alguna mantita, un cojín… lo que se te ocurra que pueden necesitar tus hijos en un momento dado.

Rotuladores, pinturas y libros para colorear

Si tus hijos no son de los que se marean, pueden entretenerse coloreando y dibujando.

Podemos colocarles la típica bandejita que nos ponemos para cenar en el sofá y que den rienda suelta a su creatividad.

Bendita tecnología

No nos engañemos, no pasa nada por recurrir a la tecnología y dejarles la tablet para que vean dibujos o alguna consola para que jueguen a algo.

Fuente: www.autopista.es

Lo importante es que el trayecto no se haga pesado, (ni a ellos ni a nosotros) y guarden un gran recuerdo de el viaje.