Coleccionistas de muñecas

Prácticamente en todas las casas del mundo ha habido una muñeca en algún momento. De hecho, actualmente seguro que en una inmensa mayoría de hogares hay al menos una.

En algunos casos las muñecas han dejado de ser simples instrumentos de juego para convertirse en toda una pasión que tiene muchísimos adeptos.

Hoy en nuestro blog te hablamos de los coleccionistas de muñecas.

Las muñecas, parte de nuestra historia

Se han encontrado muñecas cuyo origen se sitúa en la antigüedad. Muñecos realizados con madera o barro.

Ya en el siglo XV surgen los primeros fabricantes profesionales de muñecas y se hacen muy populares en ciudades como París y países como Holanda y Alemania.

En el siglo XIX con la aparición de las fábricas y los procesos industriales, se empiezan a producir un mayor número de muñecas aprovechando la enorme demanda de este producto por parte de la burguesía y las familias acomodadas de clase alta.

Posteriormente, en la segunda parte el siglo XX irían apareciendo muñecas como Barbie o Nancy que crearían todo un universo de coleccionismo a su alrededor.

¿Por qué se empieza a coleccionar muñecas?

No hay una razón concreta, en muchos casos una muñeca es un recuerdo agradable de la infancia.

Quizá conservemos una muñeca especial de nuestra niñez, un regalo especial de un familiar que ya no está con nosotros…

Las motivaciones pueden ser muchas, pero lo que une a las personas que coleccionan cualquier objeto es su pasión y su dedicación.

Hay mucha gente que no comprende qué puede llevar a alguien a gastar cantidades importantes de dinero, en algunos casos, en comprar muñecas antiguas.

Los coleccionistas de muñecas defienden que sucede como en cualquier otro hobby en el que también se invierte dinero y que los beneficios son los mismos ya que coleccionar muñecas y dedicar tiempo a su cuidado y mantenimiento les relaja y les distrae.

Hay muchas personas que poseen colecciones muy importantes de todo tipo de muñecas, desde las más antiguas y clásicas hasta más actuales como Barbie.

Sobre los años 90 Barbie comenzó a sacar muñecas de colección, es decir, además de las muñecas que comercializaba dirigidas a un público infantil, Mattel vio el enorme potencial y el gran número de seguidores adultos que compraban sus muñecas, no para jugar, sino para coleccionarlas.

De ese modo comenzó a lanzar muñecas ataviadas con réplicas de vestidos icónicos del mundo de la moda.

Beneficios del coleccionismo para los niños

El hecho de coleccionar cosas nos atrae desde pequeños. Seguro que todos hemos coleccionado chapas, postales, cartas o cualquier otro objeto y lo hemos guardado y cuidado como si fuera un tesoro.

Y es que el coleccionismo tiene importantes beneficios para los niños. En primer lugar les genera un interés especial por algo y les motiva a conseguirlo.

Coleccionar potencia su responsabilidad, ya que como decíamos, los objetos los cuidarán como un bien muy preciado y aprenderán a organizarlos y a guardarlos para que no se pierdan o estropeen.

También favorecen la atención. Los niños que coleccionan cromos de fútbol, por ejemplo, se fijan en sus detalles, sus características, memorizan los nombres de los futbolistas, los equipos en los que juegan…

El coleccionismo es un mundo apasionante, a nosotros nos encanta especialmente el de muñecas debido al sector al que nos dedicamos. Desde Rosa Toys os animamos a que lo disfrutéis.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *