Viendo las entradas de mundo infantil

5 muñecas ideales como regalo de comunión

En unos días llega el mes de mayo y con él las comuniones.

Seguro que te han invitado a alguna y estás pensando en algún regalo con el que aciertes seguro.

Hoy te traemos 5 muñecas ideales como regalo de comunión.

Laura y Lorena Comunión

Lorena y Laura Comunión. (Se venden por separado)

Estas son nuestras muñecas de comunión 100%, una rubia y otra morena, para que elijas la que más te gusta.

Ambas son unas preciosas muñecas de comunión, miden 40 cm.

Vienen vestidas cada una con un bonito traje de comunión blanco, una medallita colgada al cuello y con lazo rosa y una flor a la cintura y cinta del pelo a juego.

Es un regalo perfecto para guardar un recuerdo para toda la vida de un día tan especial.

Claudia bebé llorón con 9 complementos

Claudia Bebé Llorón

Una muñeca preciosa, Claudia Bebé Llorón, mide 40 cm.

Si aprietas su barriguita se pondrá a llorar. Viste pelele blanco con estampado de estrellitas y detalle de corazón, rebeca gris con detalles en rosa y blanco y gorrito y patucos a juego.

Además incluye un pijama rosa con gorrito a juego, dudú y 2 pañales.

Ideal como regalo de comunión.

Inés Bebé Llorón con portabebés

Inés Bebé Llorón con portabebés

Inés Bebé Llorón es una preciosa muñeca de 30 cm y cuerpo blandito.

Si presionas su barriguita llora. Viene con un bonito traje rosa con detalle de corazón, una chaqueta blanca, gorrito y patucos a juego.

Viene además con un práctico portabebes y además trae las pilas incluidas.

Aitana Bebé Reborn

Aitana Bebé Reborn

Esta preciosa Bebé Reborn mide 46 cm y todos sus detalles como sus venitas, sus uñas y el sonrosado de su piel están pintados a mano.

Con pelo, cuerpo blandito, brazos y piernas de vinilo y pestañas puestas a mano.

Viene con pelele azul con estampado, rebeca rosa, patucos y gorrito con pompones.

Incluye toquilla rosa y blanca muy suave y certificado de autenticidad.

Simplemente maravillosa.

Vera de cuento

Vera de cuento

Con este regalo sorprenderás seguro.

Preciosa muñeca que mide 100 cm. Tiene incorporado un mecanismo y si aprietas su barriguita te habla como una niña de verdad.

Viene con un vestido de princesa de cuento, pero además se le puede poner ropa de niña y peinarla.

Un regalo de comunión con el que acertará seguro.

Así que ya sabes, si tienes una comunión y quieres hacer un regalo que guste, aquí tienes algunas propuestas, pero en nuestra web encontrarás muchas más muñecas de diferentes tipos.

Visítanos en nuestra web Rosa Toys y encuentra la muñeca ideal para regalar estas comuniones.

¿A tu hijo le cuesta dormir? Tips para que se relaje al ir a la cama

Para muchos padres que los niños se acuesten y se duerman a una hora razonable es todo un reto.

En la mayoría de los casos es debido a esa energía extra que parecen tener los peques que hace que estén sobrexcitados a la hora de irse a dormir.

Hoy te damos algunos consejos para que se relajen y les cueste menos ir a la cama a descansar.

Benditas rutinas

Ya lo hemos comentado más de una vez, las rutinas son imprescindibles para los niños.

Ellos se tranquilizan sabiendo lo que va a pasar a cada momento. Si no tenemos una rutina establecida se ponen nerviosos y será más difícil que se relajen.

Por eso debemos intentar hacer más o menos lo mismo cada día cuando se acerque la hora de ir a la cama. Primero el baño, luego ponerse el pijama, cenar, lavarse los dientes e ir a dormir.

Si siempre lo hacemos así, desde el primer momento asimilarán lo que va después y se irán relajando.

También es importante el horario, es decir, que todos los días hagamos esta rutina aproximadamente a la misma hora.

Cenas tempranas y ligeras

Cenar mucha cantidad o algún plato pesado o fuerte y meterse en la cama nada más terminar es una combinación fatal.

A los niños les sucede igual, es conveniente cenar temprano para que al estómago le de tiempo a hacer la digestión.

Además, la cena debe de ser ligera, nada que pueda sentarles mal o que conlleve una digestión pesada.

Fuera pantallas

Que vean la televisión, el móvil, la tablet o se pongan a jugar a algún videojuego justo antes de irse a dormir solo hará que se pongan más nerviosos y les cueste más conciliar el sueño.

Lo ideal es que después de cenar nos sentemos con ellos y les leamos un cuento para que se relajen. También podemos hacer cualquier otra actividad tranquila que se nos ocurra, todo enfocado a que están tranquilos.

Crear el ambiente ideal en su habitación

Es importante que los niños duerman siempre en el mismo dormitorio, ya que así lo identifican como lugar de descanso.

Hay que crear ese ambiente acogedor que invite al sueño y comprobar que el cuarto esté a la temperatura idónea, que la iluminación sea tenue y que tiene todo lo necesario para dormir cómodamente.

La historia del conejito de Pascua y juegos relacionados

Dentro de unos días llega la semana santa y con ella símbolos como el conejito de Pascua y los huevos de Pascua.

Hay muchos juegos relacionados, como decorar huevos de Pascua o esconderlos para que los niños los encuentren, por ejemplo.

En el artículo de hoy os contamos la historia del conejito de Pascua y diversos juegos relacionados para jugar con los peques estas vacaciones.

La historia del conejito de Pascua

La historia del conejo de Pascua surge en los pueblos del norte de Europa. El conejo es un animal asociado a la fertilidad y a la diosa Astarté, en cuyo honor se celebraban las fiestas de la primavera.

Existe una leyenda alemana que dice que había una mujer muy pobre que no le podía comprar dulces a sus hijo, por lo que para divertirlos en Pascua, escondió huevos decorados con colores en el jardín.

Los niños vieron un conejo y pensaron que los huevos los había traído él, por lo que todas las pascuas buscaban en el jardín los huevos pintados que traía el conejo.

A raíz de esto, en el siglo XIX en Alemania se comienzan a elaborar figuras de chocolate para celebrar la Pascua y una de las figuras más reclamadas era la del conejo.

Existe otra historia sobre el conejito de Pascua que habla de una pareja de ancianos cuya mascota era un conejito. Estos ancianos, cada Pascua preparaban huevos de chocolate que después repartían en cestas entre los niños.

El conejito estaba muy atento a todo el proceso de elaboración de los huevos. Un año los ancianos quedaron tan cansados de preparar todos los huevos que decidieron echarse a dormir un ratito antes de repartirlos.

El conejito los vio tan cansados que decidió ayudarles y repartir él mismo los huevos de Pascua. Al año siguiente y como sus dueños eran ya tan mayores, decidió que él se haría cargo de prepararlos todos y repartirlos siempre.

Juegos relacionados para estas vacaciones de Pascua

Las vacaciones están a la vuelta de la esquina y entre todas las actividades y planes que podemos organizar con nuestros hijos, podemos proponerles unos cuantos que tienen como protagonistas al conejito y los huevos de Pascua.

Decorar huevos de Pascua

Ya sabemos que a los niños les encanta cualquier actividad que tenga que ver con pintar y dibujar.

Necesitamos:

-Huevos

-Pintura acrílica

-Pinceles

-Purpurina

Elaboración:

-Primero tenemos que hervir los huevos hasta que queden duros.

-Y nos ponemos manos a la obra a decorar nuestros huevos de Pascua. Podemos pintarlos como queramos. Si nos apetece, cuando estén recién pintados y la pintura esté fresca, podemos echarles purpurina por encima.

Esconder los huevos de Pascua

Este juego tan típico de estas fechas, les encantará a los niños. Se trata de esconder los huevos por diferentes lugares y los niños tienen que encontrarlos.

Podemos realizarlo en diferentes lugares, si disponemos de jardín, en el jardín o dentro de casa si no es el caso.

También podemos, ir al campo y hacer allí el juego.

Conejitos de Pascua con calcetines

Esta manualidad es muy fácil de hacer y a los peques les hará mucha gracia.

Fuente: www.huffingtonpost.es

Materiales:

-Unos calcetines viejos

-Arroz

-Dos gomas elásticas

-Un lazo

-Un rotulador

Elaboración:

-Llenamos el calcetín con el arroz hasta un poco más de la mitad.

-Ponemos una de las gomas elásticas en la parte superior para cerrar el calcetín.

-La parte sobrante la cortamos en dos para hacer las orejitas del conejo.

-Colocamos la otra goma elástica un poco más arriba de la mitad para hacer la forma de la cabeza.

-Ponemos un lacito encima a modo de pajarita.

-Con el rotulador dibujamos los ojos y la boquita del conejo.

Planes de primavera con niños

Ya está aquí la primavera y es el momento perfecto para hacer planes con niños.

En el artículo de hoy os proponemos actividades y opciones para disfrutar de estos fines de semana de primavera con nuestros peques.

¡Tomad nota! 😉

Niños y primavera

Es cierto que la primavera suele ser época de lluvias, pero si el agua no hace acto de presencia, también significa mejores temperaturas y, por tanto, ganas de hacer cosas fuera de casa.

Después de un largo invierno, nuestros hijos están deseando salir de casa. Además hacer actividades en familia crea un vínculo muy fuerte y a los niños les encanta.

Si pasamos tiempo de calidad con nuestros hijos, ellos siempre lo recordarán.

Un paseo por el campo

Puede parecer lo más típico, pero si algo funciona ¿por qué cambiarlo? A los niños les encanta salir al campo y correr.

Podemos preparar un picnic para disfrutarlo en plena naturaleza. Podemos pedirles que nos ayuden con todo, a ir a la tienda a elegir qué podemos llevar para comer, preparar los bocadillos, organizar la mochila…

Una vez en el campo podemos jugar al fútbol o a pasarnos la pelota, por ejemplo y también podemos llevarnos algún juego de cartas o un juego de mesa.

Dar un paseo y admirar lo bonita que está la naturaleza en esta época, buscar insectos y plantas…

Ir al campo a pasar el día es un planazo y nos ofrece un montón de posibilidades para que los niños se lo pasen genial y disfruten de la naturaleza.

Pasar el día en la playa

Para los que tenemos cerca la playa, disfrutar de ella en primavera es también una gran opción.

Aunque todavía no haga tiempo para bañarnos, (aunque hay valientes que sí que se lanzan ya al agua), podemos hacer otras actividades.

Al igual que pasa con el campo, podemos organizar un picnic y disfrutarlo bajo el sol.

A los peques lo que más les gustará es disfrutar de la arena, hacer castillos y rebozarse mientras saltan y juegan.

Pueden volar cometas o jugar a las palas, por ejemplo. Es una buena oportunidad para disfrutar de la playa sin el calor extremo y las aglomeraciones del verano.

Tarde de cine

Una tarde de cine sigue siendo un buen plan de fin de semana en esta primavera, sobre todo si sale uno de esos días lluviosos típicos de esta época del año.

Siempre suele haber en cartelera alguna película apta para toda la familia y a ellos les encantará el plan de palomitas y cine.

Escapada familiar a una casa rural…

Para los niños supone toda una aventura pasar un fin de semana durmiendo fuera de casa.

Ir en familia a una casa rural es un plan ideal para la primavera ya que estos alojamientos suelen tener mucho espacio al aire libre y alrededores por los que se puede caminar y disfrutar de la naturaleza.

Un finde en familia jugando, haciendo una barbacoa, viendo las estrellas y durmiendo fuera de casa… ¡simplemente les encantará!

… o escapada por la ciudad

Es también una gran opción buscar una ciudad que nos apetezca conocer y aprovechar para hacer una escapada y descubrirla.

Como hemos comentado, a los niños les encanta el simple hecho de dormir en un hotel, eso para ellos ya es emocionante.

Día en el parque de atracciones

Con la llegada de temperaturas más suaves, pasar el día en un parque de atracciones es otro plan que apetece.

Los parque suelen estar menos saturados que en la época estival y seguro que a nuestros hijos les encantará.

Visita al museo

Otro plan de día lluvioso de primavera es la de visitar un museo. Seguro que en tu ciudad o relativamente cerca, hay algún museo cuyo contenido puede gustar a los más pequeños.

Museos de historia natural, del espacio, de miniaturas, de juguetes… seguro que despiertan su curiosidad.

Hay muchísimas actividades que podemos hacer con nuestros hijos ahora que llega el buen tiempo.

Además de estas propuestas, seguro que en vuestras localidades surgen otras alternativas como teatros infantiles, marionetas, lecturas de cuentos, espectáculos de magia…

Cualquier evento puede ser una excusa para pasar un rato divertido con nuestros hijos. Como hemos comentado antes, la actividad es el pretexto para construir recuerdos maravillosos.

Niños que prefieren jugar solos, ¿es motivo de preocupación?

Que nuestros hijos jueguen solos es algo normal e incluso positivo para el desarrollo de su imaginación y de otras habilidades.

Pero cuando prefieren jugar solos a jugar con otros niños tendemos a preocuparnos.

En el artículo de hoy hablamos sobre si es motivo de preocupación que nuestros hijos prefieren jugar solos a hacerlo en compañía de otros niños.

Es normal que jueguen solos

En muchas ocasiones no les queda otra, ya que si no tienen hermanitos con los que jugar, habrá momentos en casa que tendrán que jugar solos.

Además de esta observación, hay varios factores que hacen que prefiera jugar solo, como es la edad. Si el niño es pequeño todavía no tiene desarrollada la habilidad de socialización, por lo que es normal que juegue solo.

También influye la personalidad del pequeño. Hay niños más independientes a los que les gusta crear su propio mundo a la hora de jugar y no necesitan de otros para entretenerse.

Pueda también tratarse de una cuestión de timidez. Quizá les cueste más romper esa barrera a la hora de entablar conversación con otros niños y prefieran jugar en solitario.

Beneficios de ser independiente a la hora de jugar

Jugar solos motiva su creatividad y su imaginación, ya que ellos mismos crean sus historias y sus aventuras con sus juguetes.

Jugando solos descubren sus intereses y aprenden a conocerse mejor a ellos mismos.

También les ayuda a ser más independientes y adquieren más autonomía, ya que no dependen de estar acompañados para entretenerse.

¿Debo preocuparme?

Como hemos comentado, jugar en solitario no es algo negativo ya que los niños desarrollan ciertas habilidades al hacerlo.

Pero es cierto que hay otras habilidades de carácter social que deben adquirir y cuyo primer paso es el juego con otros niños.

Lo único que puede ser algo preocupante es cuando nuestro hijo se niegue siempre y bajo cualquier circunstancia a jugar con otros niños, ya que puede ser señal de algún otro problema.

En ese caso, os recomendamos consultar la situación con un psicólogo infantil que sabrá daros la indicaciones adecuadas.

Ante todo, no hay que presionar al niño ni obligarlo a hacer algo que no quiera, podemos hablar con él para intentar que nos explique sus motivos.

Lo habitual es que sean situaciones puntuales. Debemos pensar que es positivo que nuestros hijos tengan la capacidad de entretenerse y divertirse solos.

Cómo estimular y mejorar su lenguaje a través del juego

El lenguaje y su desarrollo son un momento importantísimo en el crecimiento de los niños.

Aprender a comunicarse es vital para los más pequeños y si surge algún problema, les puede generar ansiedad y frustración.

El momento del juego es una ocasión perfecta para estimularles para que aprendan y mejores a la hora de expresarse.

Hoy te damos algunos consejos para motivarles de forma divertida a través del juego.

Juega con tus hijos

Independientemente de los beneficios respecto al lenguaje, todos deberíamos reservar un ratito al día para jugar con nuestros hijos.

Jugar es la manera que ellos tienen de aprender y de divertirse, por lo que compartirlo con sus padres para ellos es un momento único.

Sienten que son importantes, hay que dejarles que lleven la iniciativa, que nos digan a qué quieren jugar y podemos aprovechar para que nos expliquen en qué consiste el juego.

Eso les dará seguridad y mejorará su autoestima, además de motivarles a hablar.

¿Jugamos al veo veo?

Un juego sencillísimo y de toda la vida que a los peques les encanta y que es ideal para ampliar vocabulario.

Si ya saben leer o están aprendiendo, este juego les ayudará a aprender como se escriben ciertas palabras.

Si todavía no controlan el tema de las letras, podemos jugar con pistas como para qué sirve, dónde se encuentra, color, tamaño… de este modo utilizaremos más palabras.

Nos contamos historias

Es como contar un cuento pero sin leerlo. Comenzamos nosotros contando una historia, no muy larga, que nos hayamos inventado.

Luego ellos tienen que hacer lo mismo. Podemos ayudarles diciendo unas cuantas palabras que deben de aparecer en la historia, como por ejemplo: oso, casa, galletas, amigos.

Nuestro peque tendrá que construir una breve historia incluyendo esas palabras. Además de estimular su lenguaje, también estimulamos su imaginación y fomentamos la creatividad.

Adivina quién es

Invitarles a que tengan que describir algo o a alguien es un gran truco para ayudarles con el lenguaje.

Podemos jugar a adivinar un personaje de alguna película de dibujos que a ellos les guste. Nosotros vamos haciendo preguntas sobre el personaje y nos tienen que ir indicando si acertamos o no.

¿Tiene el pelo negro?, ¿los ojos azules?, ¿viste con un vestido? Cuando sea su turno tendrán que hacer lo mismo y les ayudará a concentrarse en hacer las preguntas adecuadas y a fomentar el lenguaje.

El juego simbólico

También llamado juego de roles, es decir, reproducir cualquier situación de la vida cotidiana.

Podemos hacer que estamos en el supermercado y uno es el que compra y otro el dependiente, estamos en el médico con nuestro bebé o en un restaurante, por ejemplo.

Con cualquiera de estos juegos utilizarán el lenguaje, aprenderán palabras nuevas y les motivaremos a hablar y por tanto, ir perfeccionando su lenguaje.

Al hacerlo a través del juego, se divertirán y asimilarán la información más fácilmente.

Además, ese ratito que estemos compartiendo juntos con risas y juegos será el mejor momento del día, para ellos y para nosotros 😉

Recetas de invierno para los peques de la casa

En invierno con las bajas temperaturas apetece tomar algo caliente para comer.

A los niños les sucede igual aunque a menudo a los padres nos cuesta muchísimo que coman platos de los llamados «de cuchara».

En el artículo de hoy te damos algunas recetas de invierno para los peques de la casa.

Sopa de rape

Una sopita es ir a lo seguro con los niños. A casi todos les suele gustar, es un plato fácil de preparar y si les ponemos fideos o letras o estrellitas… podemos ir jugando con ellos para que se la tomen mejor.

Hoy os compartimos la receta de sopa de rape. Es una receta que nos permite introducir en la dieta de los niños pescado y verdura, alimentos que a veces nos cuesta un poco que tomen.

Ingredientes:

  • 120 gramos de cola de rape.
  • 1/2 cebolla picada.
  • Un tomate a trocitos.
  • Una patata pequeña hervida.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.

Preparación:

En una olla ponemos a calentar medio litro de agua aproximadamente. A continuación añadimos el rape y lo cocemos durante unos 5 minutos.

Lo sacamos y lo reservamos. El caldo de la cocción también lo reservamos.

En una sartén calentamos el aceite y sofreímos la cebolla y el tomate. A continuación lo añadimos al caldo de la cocción del rape que teníamos reservado.

Cocinamos el conjunto durante 15 minutos. Colamos el caldo, añadimos las mollitas del rape bien desmenuzadas y cocemos durante otros 5 minutos.

Podemos añadir, como hemos indicado antes, fideos que ayudarán a que los niños se coman los trocitos de pescado más fácilmente.

Crema de calabaza con queso

Otro de los platos que triunfan en invierno son las cremas de verduras. Fáciles de comer y de preparar, aunque es cierto que hay que tener ojo con las verduras que usamos porque a los niños no les suelen gustar todas.

La calabaza, por su sabor dulce y su textura, les suele agradar a los peques, así que toma nota de esta rica receta.

Ingredientes:

  • 1 kg de calabaza
  • 75 gr de queso parmesano rallado
  • 1 quesito
  • 600 ml de caldo de verduras
  • 2 puerros
  • Aceite
  • 1/2 cebolla
  • 600 ml de nata para cocinar

Preparación:

El primer paso es pelar y cortar la calabaza en trocitos. También picamos la cebolla y los puerros.

En una olla o cazuela ponemos el caldo, las verduras que hemos picado y un poquito de aceite y de sal. Lo cocinamos hasta que la verdura este blanda.

Lo pasamos todo por la batidora hasta que tenga la textura que nos guste. A continuación ponemos de nuevo la olla al fuego y poco a poco vamos añadiendo la nata y el quesito mientras removemos.

Le damos un toque final con la batidora y lo servimos bien calentito.

Le añadimos el queso rallado para que se derrita y si nos apetece también podemos echarle unos picatostes de pan. ¡a disfrutar!

Manzanas asadas

La fruta es otro de los alimentos que a menudo nos cuesta introducir en la dieta de los más pequeños.

Son alimentos con mucha agua que entran muy bien fresquitos, por lo que en verano es más fácil que los niños los tomen.

Esta receta de manzanas asadas es muy fácil y es un postre sano que seguro que les gustará.

Ingredientes:

  • 4 manzanas golden
  • 2 cucharadas de canela

Preparación:

En primer lugar lavamos bien las manzanas y las abrimos por la parte de arriba para quitarles el corazón.

En el hueco ponemos una pizca de canela. A continuación las colocamos en una fuente apta para microondas y las calentamos durante unos 7 minutos a máxima potencia.

Ya solo nos queda disfrutarlas 😉

Beneficios de que los niños hagan colecciones

Hacer colecciones es algo que nos gusta prácticamente a todos. En el caso de los niños, que se interesen en coleccionar algo es muy positivo ya que realizar una colección implica una serie de aptitudes muy beneficiosas para ellos.

Te lo contamos todo en el post de hoy.

Hacer colecciones, una gran actividad para los niños

A los niños les encanta coleccionar. Desde bien pequeños, si hay algo que les guste o les llame la atención, tienen la necesidad de coleccionarlo.

Lo vemos actualmente con muñecos como los famosos Superzings por los que los más pequeños se vuelven locos o con muñecas de estilo Barbie, también muy apreciadas.

Pero además de suponer un gran entretenimiento para los niños y divertirles, realizar colecciones trae muchos beneficios.

Beneficios para los niños de hacer colecciones

Ahorro

Si nuestro hijo está interesado en hacer una colección podemos animarle a que la financie él, al menos en parte, si el objeto coleccionado no es muy caro, tipo cromos, pegatinas, sellos o muñequitos pequeños.

Esto les animará y les enseñará a ahorrar, además se sentirán genial cuando vean que con su esfuerzo de ir ahorrando consiguen finalmente su objetivo.

Paciencia

Hacer colecciones también les enseña a ser pacientes. Si coleccionan cromos de fútbol, por ejemplo, y les dejamos comprar sobres una vez a la semana, aprenderán a tener paciencia y saber esperar ese momento.

Además, de este modo irán consiguiendo poco a poco todos los cromos de la colección, con lo que cuando por fin tengan todos la satisfacción será enorme.

Organización

Este tipo de colecciones también les enseña a ser ordenados, ya que suelen tener muy controlados y bien organizados los objetos que coleccionan.

Responsabilidad

La responsabilidad también se trabaja. Son ellos los que se encargan del cuidado y organización de su colección, de guardarla, de que no se pierda ningún elemento…

Perseverancia

Hacer colecciones les enseña a ser perseverantes ya que una colección no se comienza y se termina de un día para otro. Normalmente lleva un tiempo y desarrollarán perseverancia para conseguir su objetivo.

Habilidades sociales

Muchas colecciones pueden intercambiarse con el fin de ir consiguiendo la colección completa. De este modo los niños practican sus habilidades sociales ya que se relacionan con otros niños con sus mismos gustos y aprenden también a negociar y a dialogar para hacer el intercambio.

Como vemos, realizar colecciones es un pasatiempo muy entretenido y también muy educativo y ventajoso para los niños.

Además a ellos les encantará si mostramos interés por su colección. Dejemosles que nos expliquen y nos hablen, disfrutarán de esos momentos con nosotros.

Planes para disfrutar con nuestros hijos esta Navidad

Ya estamos en Navidad y en pocos días comienzan las vacaciones de los más pequeños de la casa.

Son fechas muy importantes para ellos ya que las viven con mucha ilusión. En el post de hoy os contamos algunos planes para disfrutar con nuestros hijos esta Navidad.

Un paseo lleno de luz

Si hay algo que no falta en ningún pueblo ni ciudad son las luces navideñas. En estas fechas nuestras calles ya lucen iluminadas con decoraciones de lo más variado.

Los centros de las ciudades suelen ser los que suelen estar más iluminados por lo que podemos crear una ruta y dar un bonito paseo para ver las zonas más adornadas e iluminadas de nuestra localidad.

Cine y palomitas, un clásico que nunca falla

La Navidad es época de estrenos en los cines, además la mayoría de películas que se estrenan van dirigidas al público infantil.

Así que un planazo que a los niños les encantará es pasar la tarde en el cine viendo alguna peli navideña y con unas buenas palomitas.

Día de recetas navideñas

Otra actividad con la que los peques se lo pasan bomba y que los tendrá un buen rato entretenidos es cocinando.

Hay muchas recetas muy típicas de navidad como galletas o bizcochos, por ejemplo que a los niños les encanta comer. Un plan genial es elegir alguna receta y prepararla con ellos.

Además, si elegimos hacer galletas, podemos decorarlas con motivos navideños o hacerlas con formas como estrellas o árboles de Navidad.

Larga vida a las manualidades

Solo con poner en el buscador de Internet «manualidades navideñas» nos aparecen cientos de opciones.

Manualidades muy sencillas y que podemos hacer con cosas normales que todos tenemos por casa. Farolillos navideños con tarros de cristal, guirnaldas de papel o cartulina, adornos para el árbol, un Belén con elementos reciclados…

Podemos hacer varias manualidades y después regalarlas a familiares y amigos, ¡a los abuelos seguro que les encantan!

Concurso de villancicos en casa

Podemos repartir un villancico para cada miembro de la familia y dar un tiempo para prepararlo.

Cada uno puede hacerlo como quiera, puede disfrazarse, tocar algún instrumento… La mejor actuación será la ganadora 😉

Jornada de cuentos navideños

Imaginaos: una tarde de frío, toda la familia en el sofá con unas mantitas, un buen chocolate calentito y unos cuentos típicos navideños…

Podemos organizar una jornada de lectura de cuentos clásicos de esta época del año. Si lo peques saben leer, podemos leer un cuento cada uno y hay que hacerlo bien para que nos metamos en la historia.

Disfrutar de la oferta navideña de nuestra ciudad

Prácticamente todos los municipios de nuestro país cuentan con una programación especial para estos días de fiesta.

Desde exposiciones de Navidad, pasando por pistas de patinaje, talleres, poder visitar a Papá Noel o a los Reyes Magos, teatros, musicales… seguro que encontramos alguna actividad para pasar un día espectacular con nuestros hijos.

¿Y vosotros? ¿Tenéis alguna actividad especial qué hacéis siempre en Navidad? ¡Compártela con nosotros!

Manualidad con niños: Faroles de Navidad con tarros de cristal

La Navidad está a la vuelta de la esquina y con ella las vacaciones de nuestros hijos.

Un planazo para compartir con ellos un buen rato es hacer manualidades para decorar la casa estas fiestas.

Hoy te traemos algunas ideas con tarros de cristal, ¡toma nota!

Navidad, el mejor momento para disfrutar de nuestros hijos

Cualquier momento es idóneo para disfrutar de nuestros peques, pero las fiestas navideñas tienen una magia especial que a ellos les encanta y nos contagian su alegría.

Vienen días de vacaciones, de pasar más tiempo con ellos y de, por supuesto, decorar nuestra casa para la Navidad.

Vamos a animarnos a hacer alguna de las manualidades que vamos a contar, es muy fácil solo necesitamos tarros de cristal vacíos y cosas que seguro tenemos todos por casa.

Lo mejor será ese ratito que pasaremos con ellos y la carita que se les va a cuando vean el resultado.

Nuestros tarros con escenas navideñas

Lo mejor de esta manualidad es que podemos elegir los objetos que queramos, la única condición es que tienen que caber en el tarro.

La idea es crear una escena navideña y podemos hacerlo con cosas que tengamos por casa.

Para nuestro tarro con muñeco de nieve necesitaremos algodón o corcho en pedacitos para recrear la nieve, si tenemos alguna figurita de un muñeco de nieve la ponemos, dino podemos crear uno con algodón, un trocito de lana y botones.

Podemos hacer paquetes de regalos con cajitas de cerillas y un poco de hilo.

Fuente: Pinterest

También podemos crear nuestra escena navideña con unos arbolitos de los que colocamos en el Belén y un coche de juguete.

Fuente: Pinterest

Como hemos comentado antes, el único requisito es que quepa en el tarro, el límite es la imaginación.

Nuestro tarro Árbol de Navidad

¿Por qué no meter en nuestro tarro todos los elementos que colocamos en nuestro árbol de Navidad?

De nuevo la premisa es el tamaño. Si disponemos de un tarro grande y bolas de navidad más bien pequeñas, podemos meterlas en el tarro junto con una tira de luz por ejemplo o espumillón o cualquier otro adorno.

Fuente: Pinterest

Si tenemos varios tarros, podemos hacer como en la imagen y crear nuestro propio «árbol».

Nuestro portavelas navideño

Una combinación que nos encanta es el de tarro de cristal y velas.

Con un poco de sal, unas piñas y una cinta de tela, de lana o de lo que tengamos en casa, podemos hacer nuestro portavelas navideño.

Solo tenemos que cubrir el fondo del tarro con sal y colocar la vela encima. Si es eléctrica podemos introducir más cosas en el tarro como ramitas, piñas o bayas de decoración.

Sino, atamos unas piñas con la cinta y lo anudamos en el cuello del tarro.

Fuente: Casa y diseño

Nuestro tarro muñeco de nieve

Este diseño también es muy fácil de hacer y lo único que tendremos que comprar es pintura blanca en caso de no tener en casa. También nos serviría pintura en spray.

Pintamos de blanco todo el tarro y con botones, retales de ropa que tengamos por casa, cartulinas y rotuladores podemos crear nuestro tarro muñeco de nieve.

Fuente: Dale detalles

Como ves es muy fácil crear nuestro adorno navideño con tarros de cristal, seguro que se os ocurren un montón de ideas más.

Lo mejor es lo bien que nos lo vamos a pasar con nuestros hijos y lo bonita que va a quedar nuestra casa con estos adornos navideños.