Las mejores recetas de verano para niños

A todos con el verano y el calor nos apetece comer cosas más ligeras y refrescantes.

A los niños les sucede lo mismo, lo único que tenemos que intentar es que reciban las vitaminas y nutrientes que ellos necesitan para seguir creciendo.

En el artículo de hoy os damos algunas recetas de verano ideales para los más pequeños de la casa.

Recetas de verano para niños

Pasta Forever

Si hay algo de lo que no se cansan nunca los niños es de comer pasta. Spaguettis, macarrones, espirales… habitualmente con tomate o a la carbonara.

En verano pueden seguir disfrutando de uno de sus platos favoritos pero podemos variarlo un poco y hacerles ensalada de pasta.

Lo bueno de este plato es que hay cientos de combinaciones y podemos añadir a la pasta aquellos alimentos que más les gusten a los niños.

Podemos hacer pasta con atún, con tomatitos cherry, con trocitos de pechuga de pavo y taquitos de queso, con trocitos de pollo, maíz, guisantes, zanahoria…

Las posibilidades son infinitas por lo que acertaremos seguro.

Minihamburguesas de pollo

Esta receta les encantará. Podemos comprar pan de hamburguesa pequeño, que suelen vender en cualquier supermercado

Solo necesitamos pan para hamburguesas de tamaño más pequeño y que suelen vender en cualquier supermercado.

En algunas tiendas también venden hamburguesas de pollo más pequeñas, pero podemos comprar nosotros la carne picada y hacerlas en casa.

Según el gusto de nuestros hijos, podemos añadirle queso, lechuga o tomate y de acompañamiento para que sea más ligero, acompañar nuestra minihamburguesa con una pequeña ensalada o con «patatas de manzana», es decir, gajos de manzana cortados como si fueran patatas fritas.

Brochetas de fruta

Esta receta es ideal para merendar. Una manera de que tomen vitaminas de una manera sana y divertida.

Lo bueno es que las combinaciones son las que queramos y podemos confeccionar las brochetas con las frutas que más les gusten a nuestros peques.

Plátano, fresa y kiwi, melón y sandía, manzana y naranja…

Les hará mucha gracia comérselas dando bocaditos en la brocheta y además es una forma muy vistosa de presentar la fruta, ideal para los niños que les cuesta un poquito tomarla.

Limonada de sandía

Con el calor que hace no hay nada que apetezca más que una limonada fresquita y si le añadimos un poco de dulzor a los niños les encantará.

Sólo necesitamos 2 tazas de agua fría, el zumo de 2 o 3 limones, 700 gramos de sandía licuada y 70 gramos de azúcar.

Lo mezclamos todo bien, lo colamos para que no quede ningún grumo de la sandía y lo enfriamos en la nevera.

¡Estará buenísimo y súper refrescante!

Sándwich helado de cookies

Esta receta es fácil no, lo siguiente. Y lo mejor es que es un postre original y refrescante.

Sólo necesitamos galletitas que no sean muy grandes con pepitas de chocolate, las típicas cookies y helado. El sabor que más les guste a los niños.

Y solo hay que formar un sándwich con una galletita a cada lado y el helado en medio.

El final perfecto para un menú ligero y saludable para un verano con niños.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *