Viendos las entrasdas etiquetadas en verano

Planazos para disfrutar con los niños en verano

Niños en casa y verano es una combinación que puede resultar complicada porque los días son muy largos y las ideas se nos acaban.

En el post de hoy os traemos una selección de los mejores planazos de verano para divertirnos y disfrutar en familia.

La playa o la piscina, la cuestión es estar en remojo

Sin duda, el elemento imprescindible de cualquier verano es el agua. Si vivimos en una ciudad con playa un plan estupendo para disfrutarla con niños es ir con ellos y hacer una merienda cena.

De este modo evitaremos las horas de más calor y aglomeración de gente, pero igualmente podrán darse un baño, jugar en la arena y terminar cenando al fresco de la brisa marítima.

Si no tenemos la suerte de vivir en una localidad costera, las piscinas son otro plan que les encanta a los niños.

Si tenemos piscina en casa a disfrutarla, seguro que nos cuesta sacar a los peques del agua. si no tenemos piscina a mano, podemos hacer una excursión a alguna de las piscinas municipales que seguro hay en nuestra ciudad.

Estas piscinas suelen tener habilitadas zonas específicas para baño libre y un amplio horario para poder disfrutarlas.

Parques acuáticos

Otro planazo con agua y niños es pasar el día en un parque acuático. Los más pequeños de la casa se lo pasarán bomba además de ser una actividad muy refrescante para combatir el calor.

Además estos parques tiene atracciones adaptadas para todas las edades, así que tengan los años que tengan nuestros hijos, les encantará.

Ir al autocine

Ver una película en el autocine es un plan estupendo para una noche de verano. Les divertirá mucho la idea de ver una peli en el coche, cenar y tomar palomitas.

¡Un planazo al aire libre!

De picnic por el campo

Hacer un picnic a la sombra de los árboles, tras un paseo por la montaña es otro gran plan para pasar un día de verano con niños.

Seguro que encontramos alguna ruta fácil y alguna zona con merenderos en los que parar a descansar y a reponer fuerzas.

Les encantará preparar sus mochilas, trazar el mapa de la ruta que vamos a hacer y preparar la comida.

De acampada en el jardín

A veces no hay que irse muy lejos para pasar un día de aventuras. Si tenemos jardín en casa podemos montar una acampada para los más pequeños.

Ponerles una tienda de campaña, que se preparen sus mochilas y a dormir al aire libre.

Como podéis ver no hace falta mucho para organizar un día estupendo con niños para lo que queda de verano.

¿Y vosotros, qué planazos de verano con niños soléis organizar?

Juegos para aprender durante el verano

Estamos en plenas vacaciones de verano y a veces los días se hacen muy largos. Sobre todo para los niños que no paran ni un segundo quietos y necesitan estar continuamente entretenidos.

Si ya se te están acabando las ideas, nosotros te proponemos unos cuantos juegos caseros divertidos y que además les ayudarán a aprender. ¡Toma nota!

Juego de memoria con chapas

Sólo necesitamos guardar chapas de botellines de refrescos o de cerveza. Tenemos que ir guardando de 2 en 2 hasta tener varias parejas.

Si no conseguimos que sean diferentes las podemos pintar. Cuando tengamos bastantes parejas, ponemos todas las chapas boca abajo y tenemos que ir dándoles la vuelta y encontrar la pareja correspondiente.

Gana el que consiga formar más parejas.

Con este juego primero estaremos entretenidos consiguiendo nuestras chapas, después customizándolas y por último jugando y ejercitando la memoria y la destreza visual.

Conociendo el mundo

Esta manualidad es muy entretenida, necesitamos una cartulina grande para pegar nuestro mapamundi y otras cartulinas más pequeñas de colores. También nos servirán planchas de gomaeva.

A continuación dibujamos los continentes sobre las cartulinas, quedará más original si cada continente es de un color, y luego los recortamos.

Después los pegamos en la cartulina grande y les ponemos los nombres. Podemos ir averiguando información de cada continente, como cuántos países tiene, qué animales podemos encontrar en ellos, la comida que más les gusta tomar… También podemos pensar en una ciudad y descubrir en qué continente y país se encuentra.

¡La imaginación es el límite!

Creando el Sistema Solar

Este juego también es muy fácil y aprenderán mucho. Sólo necesitamos bolas de porexpan de diferentes tamaños, pintura y palillos para brochetas.

La bola más grande la colocamos en el centro y la pintamos de amarillo, ya que será el sol.

En ella vamos clavando los palillos de brocheta y colocando el resto de bolas según el planeta que representen. A continuación los pintamos de los colores que correspondan y escribimos el nombre de cada uno.

Una vez los tengamos todos, pegamos la bola del sol en una base de porexpan plana. Al igual que con el mapamundi, con nuestro sistema solar podemos hablar sobre los planetas y averiguar información sobre ellos como a qué distancia se encuentran del sol o algunas de sus características.

Sumando con pinzas

Este juego también es muy sencillo de poner en marcha. Sólo necesitamos crear unas tarjetas con los números del 1 al 10, si los niños son más mayores podemos crear tarjetas con números más altos.

A continuación cogemos un puñado de pinzas y escribimos sumas sobre ellas. Por ejemplo: 4+4, 6+2, 3+5, 7+1… Todas suman 8 por lo que debemos engancharlas a la tarjeta con el número 8.

Fuente: planningplaytime

Hacemos esto con todas las tarjetas. Este juego les ayuda a practicar las sumas y además les motiva para hacer los cálculos de cabeza.

Con todos estos juegos sencillos que podemos preparar en casa, pasarán un rato entretenido y además repasarán conceptos que han estudiado en el cole para refrescar la memoria 😉

Las mejores recetas de verano para niños

A todos con el verano y el calor nos apetece comer cosas más ligeras y refrescantes.

A los niños les sucede lo mismo, lo único que tenemos que intentar es que reciban las vitaminas y nutrientes que ellos necesitan para seguir creciendo.

En el artículo de hoy os damos algunas recetas de verano ideales para los más pequeños de la casa.

Recetas de verano para niños

Pasta Forever

Si hay algo de lo que no se cansan nunca los niños es de comer pasta. Spaguettis, macarrones, espirales… habitualmente con tomate o a la carbonara.

En verano pueden seguir disfrutando de uno de sus platos favoritos pero podemos variarlo un poco y hacerles ensalada de pasta.

Lo bueno de este plato es que hay cientos de combinaciones y podemos añadir a la pasta aquellos alimentos que más les gusten a los niños.

Podemos hacer pasta con atún, con tomatitos cherry, con trocitos de pechuga de pavo y taquitos de queso, con trocitos de pollo, maíz, guisantes, zanahoria…

Las posibilidades son infinitas por lo que acertaremos seguro.

Minihamburguesas de pollo

Esta receta les encantará. Podemos comprar pan de hamburguesa pequeño, que suelen vender en cualquier supermercado

Solo necesitamos pan para hamburguesas de tamaño más pequeño y que suelen vender en cualquier supermercado.

En algunas tiendas también venden hamburguesas de pollo más pequeñas, pero podemos comprar nosotros la carne picada y hacerlas en casa.

Según el gusto de nuestros hijos, podemos añadirle queso, lechuga o tomate y de acompañamiento para que sea más ligero, acompañar nuestra minihamburguesa con una pequeña ensalada o con «patatas de manzana», es decir, gajos de manzana cortados como si fueran patatas fritas.

Brochetas de fruta

Esta receta es ideal para merendar. Una manera de que tomen vitaminas de una manera sana y divertida.

Lo bueno es que las combinaciones son las que queramos y podemos confeccionar las brochetas con las frutas que más les gusten a nuestros peques.

Plátano, fresa y kiwi, melón y sandía, manzana y naranja…

Les hará mucha gracia comérselas dando bocaditos en la brocheta y además es una forma muy vistosa de presentar la fruta, ideal para los niños que les cuesta un poquito tomarla.

Limonada de sandía

Con el calor que hace no hay nada que apetezca más que una limonada fresquita y si le añadimos un poco de dulzor a los niños les encantará.

Sólo necesitamos 2 tazas de agua fría, el zumo de 2 o 3 limones, 700 gramos de sandía licuada y 70 gramos de azúcar.

Lo mezclamos todo bien, lo colamos para que no quede ningún grumo de la sandía y lo enfriamos en la nevera.

¡Estará buenísimo y súper refrescante!

Sándwich helado de cookies

Esta receta es fácil no, lo siguiente. Y lo mejor es que es un postre original y refrescante.

Sólo necesitamos galletitas que no sean muy grandes con pepitas de chocolate, las típicas cookies y helado. El sabor que más les guste a los niños.

Y solo hay que formar un sándwich con una galletita a cada lado y el helado en medio.

El final perfecto para un menú ligero y saludable para un verano con niños.

Los mejores juegos de verano en familia

Estamos en pleno verano y nuestras actividades se ven un poco limitadas por la crisis sanitaria del covid-19, pero eso no significa que no podamos disfrutar de la época estival como se merece.

En el post de hoy os traemos una selección de los mejores juegos de verano para divertirnos y disfrutar en familia.

Juegos con agua, imprescindibles en verano

En verano las temperaturas suben y el calor aprieta, por lo que el combinar un rato de diversión con un poco de agua que de paso nos refresque, es una gran idea.

Batalla de globos de agua

Es un clásico entre los clásicos, pero no pasa de moda. No hay verano que se precie sin una buena batalla de globos de agua.

Además es muy fácil de organizar, solo necesitamos globos pequeños, agua y mucha puntería.

Una variación de este juego y que también es muy divertido, es el “Bola Buum” de Bizak, en el que nos tenemos que pasar rápidamente una bola con un globo de agua a punto de explotar en su interior.

La búsqueda del tesoro

A quien le explote el globo pierde y además se llevará un buen chapuzón.

Otro juego de toda la vida que tendrá a nuestros peques entretenidos un buen ratito.

 Escondemos alguna sorpresita por casa o por el jardín, puede ser alguna chuche, monedas de chocolate o algún detallito y preparamos unas cuantas “pistas” que deben de descifrar para encontrar el tesoro.

Pasar el balón sentado

Con este entretenido juego nos reiremos mucho, además de hacer ejercicio, a pesar de estar sentados.

Nos sentamos todos en círculo y tenemos que ir pasándonos un balón de playa sin levantarnos y sin utilizar las manos.

Podemos pasarlo con los pies, la cabeza, el hombro, las rodillas…de cualquier forma menos con nuestras manos. Quien no consiga hacer llegar el balón a otro participante pierde!

Carreras con vasos de agua

Otro juego ideal para los calurosos días de verano. Solo necesitamos vasos o algún recipiente de plástico, (nada de cristal para evitar accidentes).

Los llenamos al máximo de agua y a correr! Gana quien llegue primero a la meta sin derramar el líquido, aunque tened claro que nos vamos a mojar 😉

Traspasar agua con esponjas

Otro pasatiempo muy divertido y refrescante. Solo necesitamos 4 cubos, dos lleno de agua y otros dos vacíos, y unas cuantas esponjas.

Hacemos 2 equipos que con la única ayuda de las esponjas, tienen que traspasar el agua de un cubo a otro. Gana el que antes consiga llenar el cubo vacío.

Las pistolas de agua

Otro gran recurso para combatir las altas temperaturas es jugar con pistolas de agua. Las risas están aseguradas.

Tobogán de agua

Con un plástico grande, un poco de jabón y agua tendremos un tobogán casero en el que los peques se lo pasarán bomba.

Extendemos el plástico, (si la superficie está un cono inclinada, mejor), ponemos un poco de jabón y mucha agua y a divertirse!!!

Pasar un rato divertido juntos es lo más importante

Como veis son propuestas muy sencillas que todos podemos hacer con elementos que tenemos por casa.

Juegos divertidos y refrescantes para pasar las largas tardes de verano. Sin duda, lo que recordarán nuestros hijos serán las risas y el rato divertido que pasaron junto a su familia.