padres – Rosa Toys Blog

Viendos las entrasdas etiquetadas en padres

Niños y autoestima. 5 cosas que tienes que decirles a tus hijos cada día

La autoestima es un pilar fundamental en el que nos sustentamos todos. Tener una baja autoestima puede provocarnos problemas en nuestro día a día y nuestra relación con los demás.

Aprender a aceptarnos tal como somos y a querernos, hará que seamos felices, por eso muy importante que trabajemos la autoestima desde pequeños.

En el post de hoy os hablamos de la enorme importancia de fomentar la autoestima en nuestros hijos y las formas de hacerlo.

La autoestima de los niños

Aunque nuestros hijos sean pequeños, van siendo conscientes poco a poco de cómo son ellos y cómo es el mundo que les rodea.

Y ese primer concepto que tienen de sí mismos se forma a raíz de lo que les decimos nosotros, los padres, por lo que es importantísimo que se sientan queridos y valorados.

Muchos problemas que se desarrollan en la adolescencia como los trastornos alimenticios, el miedo excesivo al fracaso, la timidez extrema… tienen su origen en una baja autoestima en la infancia.

Un niño con una buena autoestima se sentirá valorado, creerá en sus posibilidades, sentirá confianza en sí mismo y le será más fácil relacionarse con los demás.

Además, la autoestima influye en el desarrollo de su aprendizaje, un niño con una buena autoestima se sentirá más motivado y más capaz, lo que afectará a su rendimiento escolar.

5 cosas que decirles cada día a nuestros hijos

1.La primera y más importante es decirles cada día que los queremos. No hay nada que haga sentir a un niño más seguro que saber que sus padres le quieren por encima de todo.

2. Debemos animarles a que hagan cosas por sí mismos. Acorde a su edad, debemos dejarles que intenten hacer cosas como ayudarnos en casa y agradecérselo y elogiarlos.

Así se sentirán con confianza y seguros de sí mismos, viendo que pueden ayudarnos y que saben hacerlo .

3. Es muy positivo hablar con ellos abiertamente sobre sus emociones, que no sientan vergüenza de expresar lo que sienten. Jamás debemos regañarles por llorar o por sentir tristeza, aunque el motivo no nos parezca justificado. Debemos apoyarlos.

4. Nunca debemos compararlos con nadie. Ni con hermanos ni con amigos. Cuando algo no les sale bien, no hay nada que les haga más daño ni que les humille más que decirles que fulanito sí sabe hacerlo.

Hay que motivarles y ayudarles a conseguir sus objetivos.

5. Con nuestros hijos tenemos que usar siempre un lenguaje positivo. Puede que a veces no nos demos cuenta o que nos dejemos llevar por el momento de enfado o por la rutina, pero la manera en la que nos dirigimos a nuestros hijos es fundamental.

Siempre debemos hablarles desde el punto de vista positivo. Si han suspendido un examen, por ejemplo, tenemos que hablar desde la comprensión, preguntarles qué creen que ha fallado, si necesitan ayuda para preparar el siguiente y que no pasa nada por una equivocación.

Es fundamental que los niños sientan el cariño y el apoyo incondicional de sus padres.

Un niño querido se sentirá capaz de cualquier cosa.