Viendos las entrasdas etiquetadas en clases online

El cole en casa: recomendaciones

Nos encontramos en plena desescalada y todos intentamos ir adaptándonos a la nueva situación.

Algo a lo que tendremos que hacer frente en la mayoría del país es a que los niños no volverán al colegio hasta septiembre.

En el post de hoy te damos algunas pautas para llevar el cole en casa de la mejor manera posible.

Las rutinas serán nuestra salvación

Los padres ya sabemos que a los niños lo que mejor les va son las rutinas. Tenemos comprobado que en períodos de vacaciones en los que costumbres y horarios se descontrolan, volver a los hábitos anteriores es mucho más complicado.

Por eso, y a pesar de que este período será bastante más largo, ya que llevamos ya 2 meses y quedarían otros 3 más, debemos intentar mantener ciertas rutinas para que los más pequeños no acusen los agravios de esta situación más de la cuenta.

Clases a distancia

Los profesores han tenido que adaptarse a las circunstancias a marchas forzadas y los padres debemos estar ahí para apoyarles.

Deberes y ejercicios vía email y clases online son la nueva forma de aprender en tiempos de coronavirus.

En este sentido, lo más conveniente es emular la dinámica del cole e intentar que los niños entiendan que aunque estén en casa, es como si estuvieran en clase.

Para ello, debemos establecer un horario aproximado dedicado a realizar las tareas del colegio, con sus descansos para tomar algo para almorzar o para descansar.

Esta situación supone un esfuerzo extra para los padres, que ya reincorporados a nuestros trabajos o bien teletrabajando desde casa, tenemos que ayudar a nuestros hijos con el fin de que sigan aprendiendo.

Los horarios son fundamentales

Es complicado, pero intentar mantener unos horarios parecidos a los que teníamos antes del estado de alarma sería muy beneficioso.

Que los niños se acostasen y se levantaran a unas horas prudenciales, garantizando sus horas de descanso, es lo ideal.

Debe irse a la cama pronoto, como si al día siguiente tuvieran que madrugar y levantarse de igual modo a una buena hora para aprovechar la mañana y dar las clases correspondientes.

Mantener los buenos hábitos

Que pasemos más tiempo en casa, no significa que no deban cumplirse las normas que había antes del estado de alarma.

Si los niños tenían una serie de tareas a realizar en el ámbito familiar, eso no debe cambiar o si el uso de videoconsolas o móviles solo estaba permitido los fines de semana, eso debe continuar así.

De igual modo hay que mantener unos buenos hábitos alimenticios.

Estar tantas horas en casa a menudo nos hace caer en el picoteo por simple aburrimiento.

A los niños les sucede lo mismo, intentemos organizar su alimentación para que siga siendo variada y no abusen de los dulces.

Que también haya tiempo para la diversión

No todo van a ser normar y obligaciones.

Aunque puedan comprender el motivo por el cual nos encontramos en esta situación, para los niños es algo nuevo y puede llegar a crearles miedos y ansiedad.

Para ello, tenemos que normalizar al máximo y explicarles, dentro de sus posibilidades, todo lo que sucede y cómo van a ser las cosas a partir de ahora.

Podemos hacerles que vean el lado bueno de todo esto, que ahora pasamos más tiempo juntos en familia y que el vertiginoso día a día que teníamos antes ha cambiado para mejor en ese sentido.

No hay prisas ni nervios o enfados por llegar tarde a los sitios.

Ahora hay tiempo para hacer manualidades juntos, ver películas, leer muchos cuentos, jugar a juegos de mesa en familia y muchísimas cosas más que les encantarán.

A los padres se nos ha encomendado una difícil tarea que es la de asegurarnos de que el cole en casa funciona lo mejor posible.

Tendremos que poner de nuestra parte y unirnos a profesores y colegio por el bien de nuestros hijos. Ánimo.