Beneficio pedagógico de los juguetes

Los juguetes y el juego es prácticamente lo único que les preocupa a los niños.

Es lógico y así debe de ser, porque jugar no es solo una actividad para divertirse, sino que es el modo que los niños tienen de aprender a diario.

En el artículo de hoy os contamos el beneficio pedagógico de los juguetes.

La importancia de los juguetes para los niños

Para los niños hay un primer valor sentimental de los juguetes. Más allá de la diversión o de los que puedan aprender, hay un componente de cariño y de pertenencia hacia esos juguetes.

Claudia Bebé llorón

Pero además de ese amor profundo que nuestros peques profesan a algunos juguetes, dependiendo del tipo de juguete que sea, le ayudará a desarrollar ciertas capacidades en su proceso de aprendizaje.

Jugar no solo les divierte, sino que:

  • Estimula su creatividad
  • Ejercita su psicomotricidad
  • Ayuda a potenciar la memoria
  • Les permite estar activos
  • Aumenta su confianza y su autoestima

Qué juguete necesita en cada momento

Hay que tener en cuenta que el juego es indispensable en el desarrollo infantil y que dependiendo de la edad del niño, los juguetes deben adaptarse a su etapa de crecimiento.

Por eso, habitualmente escogemos el juguete según la edad del niño.

Para bebés hasta los 12 meses

Un bebé, conforme van pasando los meses, busca estimulación, por lo que cualquier juguetes que puedan agitar y produzca algún sonido, le encantará.

Además, van adquiriendo habilidades motrices, así que se entretendrán mucho con cualquier juguete que puedan manipular de forma segura y que tenga texturas diferentes y colores llamativos.

Niños hasta 3 años

En esta etapa, los juguetes con las características anteriores siguen siendo importantes en su desarrollo, pero además se añaden otro tipo de juguetes acordes con su crecimiento.

En estos meses es cuando los niños aprenden a caminar, por lo que correpasillos o triciclos fomentarán esta actividad.

También aprenden a hablar y con ello aparece el juego simbólico. Ya les gusta imitar a los adultos y les gustará jugar a que hablan por teléfono, a que nos hacen la comida, a conducir sus coches de juguete…

Es la primera etapa del aprendizaje social, ya que también comienzan a relacionarse con otros niños de su edad.

Niños de 4 años en adelante

Aquí la creatividad y la imaginación comienzan su despegue, por lo que lo ideal son todos los juegos y juguetes que les estimulen.

Juegos de imitación como jugar con las muñecas a cuidarlas, cocinitas, garajes, supermercados, médicos, herramientas… les harán ganar habilidades sociales y confianza en si mismos.

Los juguetes como bicicletas o patines también son ideales para esta etapa, ya que les permitirá mejorar sus habilidades motrices.

Actividades que potencian la creatividad como pintar, crear construcciones y jugar a los disfraces

Juegos de mesa con reglas sencillas que les enseñarán a respetar las normas y a aceptar las derrotas.

Juegos que ejerciten la memoria y la concentración como por ejemplo los puzzles.

Los niños adquieren conocimiento continuamente y prácticamente con cada actividad que realizan, por lo que si lo hacen a través del juego, lo harán mientras se divierten.

Lo mejor de todo es que podemos compartir esos momentos con ellos y disfrutar del juego en familia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *